Publicado: 14 de Noviembre de 2017 a las 12:15

  • Formación de imágenes: El funcionamiento del ojo se compara con una cámara de fotografía. El cristalino constituye el objetivo, el iris un diafragma que regula la cantidad de luz agrandándose o disminuyendo, el humor vítreo es la cámara oscura, la coroides correspondería a las paredes de la cámara y la retina la capa sensible. Los rayos luminosos, después de atravesar el aparato dióptrico, excitan las sensoriales receptoras de la retina formando la imagen invertida del objeto que miramos. En la zona occipital del cerebro está el centro de la visión, donde la percepción se vuelve consciente y la imagen se endereza. 
  • Visión binocular: Participación de ambos ojos en la percepción. No puede haber visión binocular si uno de los dos ojos no es utilizado por el cerebro. Para una buena visión binocular los ojos deben estar sanos y dotados de un sistema de enfoque adecuado. Debe existir un mecanismo neurológico, capaz de recibir y procesar las imágenes producidas en cada uno, combinándolas psicológicamente en una.

  • Acomodación: Proceso por el cual el ojo se adapta a la distancia del objeto que miramos, esforzándose y realizando un esfuerzo de enfoque; cuanto menor sea esta distancia.

  • Convergencia: Proceso por el cual el ojo tiene la función de seleccionar un área del espacio para su identificación y significado. Puede ser voluntaria pero normalmente es involuntaria. La convergencia involuntaria es un movimiento reflejo de los ojos con el objeto de fusionar sus imágenes enfocadas mediante la acomodación.

  • Agudeza visual: Facultad del sistema visual para discernir las cosas y los detalles de las cosas. La mayor o menor agudeza visual del individuo dependerá de factores asociados a la óptica del ojo o de de factores asociados a aspectos neurológicos del proceso visual, así como de la mayor o menor fidelidad en el procesamiento de las señales retinianas que llegan al cerebro.

  • Campo visual: Si mantenemos inmóvil la cabeza y fijamos la mirada en un punto, toda aquella área del espacio percibida es el campo visual. Hay que diferencia el campo visual de cada ojo por separado (monocular), del campo visual observable simultáneamente por ambos ojos (binocular).

  • Estereopsis o percepción de la profundidad: Es la capacidad de ver en relieve, también se la conoce como tercer grado de visión binocular. Se produce a partir de la integración en el cerebro de dos imágenes ligeramente dispares. Cada ojo percibe el mismo objeto bajo un ángulo distinto, creándose la sensación de profundidad.

  • Ojo emétrope y ojo amétrope: Cuando las imágenes se forman en la retina que dice que ojo es emétrope o normal, por el contrario; si las imágenes se forman por delante o por detrás de la retina se dice que el ojo es amétrope.