• EL SENTIDO DE LA VISTA - ANATOMÍA DE LA VISIÓN

    EL SENTIDO DE LA VISTA - ANATOMÍA DE LA VISIÓN

    9 de Noviembre de 2017 a las 13:10

    EL SENTIDO DE LA VISTA: Es uno de los sentidos más evolucionados. Nos permite captar e interpretar información visual sobre luz, color, forma, distancia, posición o movimiento. Su órgano receptor es el globo ocular (ojo) y se encuentra alojado en las cavidades orbitarias. La anatomía del ojo consta de las siguientes partes:

    • Anatomía del globo ocular:
      • Esclerótica: Membrana más externa que impide el paso de la luz. Es de color blanco y está formada por fibras de colágeno protectoras. En su parte anterior se sitúa la córnea, tejido ocular totalmente transparente que protege el iris y el cristalino, y enfoca; junto con el cristalino las imágenes en nuestra retina. En la unión entre la córnea y la esclerótica se sitúan los músculos que mueven el ojo y el músculo elevador del párpado superior.
      • Coroides: Membrana media denominada túnica vascular, compuesta de numerosos vasos sanguíneos que nutren la retina. En su parte anterior presenta una perforación central denominada pupila, rodeada de una membrana circular o iris, cuya contracción determina la dilatación o midriasis o la contracción o miosis de la pupila.
      • Retina: Membrana más interna o túnica nerviosa donde se origina el nervio óptico. La forman células receptoras de dos tipos, los bastoncitos (sensibles a la intensidad luminosa) o los conos (sensibles a la variación de colores). Dentro de la retina podemos diferenciar dos zonas; punto ciego o papila óptica (el más insensible a la luz por ausencia de células receptoras) y mancha amarilla o mácula lútea (zona de máxima agudeza visual por poseer la mayor cantidad de células receptoras responsables de la visión)
    • Medios transparentes: Constituyen el sistema dióptrico del ojo. Lo forman el cristalino, humor vítreo, el humor acuoso y la córnea.
      • Cristalino: Lente transparente, elástica y biconvexa ubicada detrás del iris. Divide el globo ocular en dos zonas, en su parte anterior se sitúa el humor acuoso y en sus parte posterior se sitúa el humor vítreo. Su función es enfocar la luz para que pueda verse sobre la retina una imagen nítida.
      • Humor acuoso: Líquido incoloro y transparente alojado en la parte anterior del globo ocular, que provoca la refracción de los rayos luminosos que lo atraviesan.
      • Humor vítreo o cuerpo vítreo: Masa transparente y gelatinosa situada en la parte posterior del globo ocular y que mantiene la forma del mismo.
      • Córnea: Membrana transparente de unos 0,5 mm de espesor, situada en la parte anterior de la esclerótica, que se hace transparente para dejar pasar los rayos luminosos.
    • Anexos del ojo
      • Cejas: Salientes en forma de arco y cubiertos de pelos, que coinciden con el borde superior de la cavidad orbitaria y protegen a los ojos de la transpiración que se desliza por la frente.
      • Párpados: Repliegues músculo membranosos con la función de proteger los ojos de los excesos de iluminación y de los objetos eternos. En los bordes libres sitúan las pestañas, que también ayudan a proteger el ojo.
      • Aparato lagrimal: Formado por la glándula lagrimal (segrega la lágrima que se desliza hasta el ángulo interno del ojo), esta lágrima está formada por agua y sales y contiene una sustancia bactericida llamada lisozima, que impide el desarrollo de los gérmenes. Continúa con el saco lagrimal, que es un pequeño órgano reservorio de lágrimas. De allí son vertidas en las fosas nasales por el conducto nasal lagrimal, donde normalmente se evaporan.
      • Conjuntiva: Membrana transparente y mucosa que cubre la parte anterior del ojo y la parte posterior de los párpados.
      • Músculos: En total son siete, cuatro rectos (superior, inferior, externo e interno) que hacen girar el ojo hacia el lado correspondiente, dos oblicuos (mayor y menor) que hacen girar el ojo hacia abajo o arriba y hacia fuera y uno elevador del párpado superior.
      • Cápsula de Tenon: Membrana fibrosa que recubre parte de la esclerótica y que forma la vaina de los músculos del ojo. Sostiene el globo ocular y separa la parte posterior de la cavidad orbitaria.
  • EL SENTIDO DE LA VISTA - FISIOLOGÍA DE LA VISIÓN

    EL SENTIDO DE LA VISTA - FISIOLOGÍA DE LA VISIÓN

    14 de Noviembre de 2017 a las 12:15
    • Formación de imágenes: El funcionamiento del ojo se compara con una cámara de fotografía. El cristalino constituye el objetivo, el iris un diafragma que regula la cantidad de luz agrandándose o disminuyendo, el humor vítreo es la cámara oscura, la coroides correspondería a las paredes de la cámara y la retina la capa sensible. Los rayos luminosos, después de atravesar el aparato dióptrico, excitan las sensoriales receptoras de la retina formando la imagen invertida del objeto que miramos. En la zona occipital del cerebro está el centro de la visión, donde la percepción se vuelve consciente y la imagen se endereza. 
    • Visión binocular: Participación de ambos ojos en la percepción. No puede haber visión binocular si uno de los dos ojos no es utilizado por el cerebro. Para una buena visión binocular los ojos deben estar sanos y dotados de un sistema de enfoque adecuado. Debe existir un mecanismo neurológico, capaz de recibir y procesar las imágenes producidas en cada uno, combinándolas psicológicamente en una.

    • Acomodación: Proceso por el cual el ojo se adapta a la distancia del objeto que miramos, esforzándose y realizando un esfuerzo de enfoque; cuanto menor sea esta distancia.

    • Convergencia: Proceso por el cual el ojo tiene la función de seleccionar un área del espacio para su identificación y significado. Puede ser voluntaria pero normalmente es involuntaria. La convergencia involuntaria es un movimiento reflejo de los ojos con el objeto de fusionar sus imágenes enfocadas mediante la acomodación.

    • Agudeza visual: Facultad del sistema visual para discernir las cosas y los detalles de las cosas. La mayor o menor agudeza visual del individuo dependerá de factores asociados a la óptica del ojo o de de factores asociados a aspectos neurológicos del proceso visual, así como de la mayor o menor fidelidad en el procesamiento de las señales retinianas que llegan al cerebro.

    • Campo visual: Si mantenemos inmóvil la cabeza y fijamos la mirada en un punto, toda aquella área del espacio percibida es el campo visual. Hay que diferencia el campo visual de cada ojo por separado (monocular), del campo visual observable simultáneamente por ambos ojos (binocular).

    • Estereopsis o percepción de la profundidad: Es la capacidad de ver en relieve, también se la conoce como tercer grado de visión binocular. Se produce a partir de la integración en el cerebro de dos imágenes ligeramente dispares. Cada ojo percibe el mismo objeto bajo un ángulo distinto, creándose la sensación de profundidad.

    • Ojo emétrope y ojo amétrope: Cuando las imágenes se forman en la retina que dice que ojo es emétrope o normal, por el contrario; si las imágenes se forman por delante o por detrás de la retina se dice que el ojo es amétrope.

  • EL SENTIDO DE LA VISTA - ANOMALÍAS DE LA VISIÓN

    EL SENTIDO DE LA VISTA - ANOMALÍAS DE LA VISIÓN

    14 de Noviembre de 2017 a las 12:16
    • Miopía: Se produce cuando la cara anterior del cristalino es demasiado convexa. Los que padecen esta anomalía tienen ojo miope (la imagen se forma por delante de su retina), no ven bien de lejos y necesitan lentes bicóncavas o negativas. 
    • Hipermetropía: Se produce cuando la cara anterior del cristalino es casi plana. Los que padecen esta anomalía tienen ojo hipermétrope (la imagen se forma por detrás de su retina), no ven bien de cerca y necesitan lentes biconvexas o positivas.

    • Astigmatismo: Es una disfunción visual en la que la focalización se produce en planos distintos. Un miope o un hipermétrope tienen su defecto de refracción por igual, en todos los ejes del ojo, mientras que una persona astígmata no; por tanto, verá mal tanto de lejos como de cerca. En personas con ojo emétrope, miope o hipermétrope, la córnea permanece esférica. Sin embargo, en aquellas personas afectadas por astigmatismo no se da esta circunstancia. Suele aparecer unido a miopía o hipermetropía.

    • Presbicia o vista cansada: No es una anomalía refractiva como tal, sino un defecto visual producido por la pérdida de elasticidad del cristalino, disminuyendo así su capacidad de acomodación cuando se llega a una determinada edad. La edad de aparición ronda los 40 años de edad, lo que viene a significar que todos, tarde o temprano seremos présbitas. El présbita advierte a partir de este momento, la imposibilidad de realizar trabajos prolongados en visión próxima.

    • Ambliopía u ojo vago: Se caracteriza por una agudeza visual muy baja de un ojo con respecto al otro y que no mejora con compensación óptica. La ambliopía puede venir asociada a diversos factores: fijación excéntrica, estrabismos y otros trastornos motores. Debido a la diferencia de agudeza visual entre ambos ojos, éstos no colaboran entre si.

    • Estrabismo: Los músculos específicos que controlan cada uno de los movimientos de cada uno de los ojos, denominados músculos extraoculares, reciben de nuestro cerebro directa y simultáneamente ordenes de movimiento, de tal manera que ambos ojos se dirigen de una forma coordinada a un mismo punto o plano del espacio que se desea observar. El estrabismo se manifiesta cuando este sistema mecánico tiene un funcionamiento anómalo. Es decir, cuando por algunas causas concretas los ojos no trabajan de forma armónica y simultánea para dirigirse al mismo tiempo a una determinada acción o a un determinado objeto que se quiera mirar. Su tratamiento dependerá del tipo de estrabismo. En los estáticos, uno de los ojos, llamado dominante, se dirige al objeto deseado del entorno, mientras que el otro se dirige hacia un punto distinto del espacio. Según hacia donde se dirijan los ojos, el estrabismo se divide en:

      • Estrabismo convergente: Tipo más común en niños. El ojo no dominante se desvía hacia dentro.

      • Estrabismo divergente: El ojo no dominante se desvía hacia fuera.

      • Estrabismo vertical: El ojo se desvía hacia arriba o hacia abajo.

      • Estrabismo intermitente: Este estrabismo no está presente todo el tiempo, sin oque aparece en algunas ocasiones

    • Foria: La fusión es el proceso mediante el cual las imágenes formadas en cada ojo se integran en una. Una foria es el estado definitivo de posición de giro de los ojos en visión binocular, cuando no existe la fusión. Existen varios tipos de forias. Ortoforia (los ejes visuales quedan paralelos), exoforia (los ejes quedan girados hacia fuera), endororia o esoforia (ejes girados hacia adentro), hiperforia (desviación vertical de los ojos porque uno sube más que otro), cicloforia (torsión interna o externa de los ojos).

    • Afaquia: Una persona con afaquia es una persona privada de cristalino, ya sea de nacimiento o por intervención quirúrgica de catarata.

    • Catarata: Falta de transparencia parcial o total del cristalino, de su cápsula (donde está metido) o de ambos, puede ser congénita, pero generalmente va asociada a la edad.

    • Daltonismo: Consiste en la confusión de los colores rojo y verde.

    • Acromatopsia: No se percibe ningún color. Poco frecuente.

  • EL SENTIDO DE LA VISTA - PROBLEMAS HABITUALES EN LOS OJOS

    EL SENTIDO DE LA VISTA - PROBLEMAS HABITUALES EN LOS OJOS

    14 de Noviembre de 2017 a las 12:17
    • Orzuelo: Un orzuelo es un folículo piloso o una glándula infectados en el borde del párpado (o a veces en la cara inferior del mismo). Suelen causarlo bacterias estafilococias. El orzuelo suele curar y el ojo vuelve a recuperar la normalidad en unos siete días. En caso de experimentar orzuelos repetidos (signo de infección crónica), hay que consultar al médico y a veces administrar un medicamento antibiótico. 
    • Calacio: Es un bulto inflamado que aparece en el interior del párpado; se trata de un bloqueo de una glándula de Meibomio (una de las glándulas que lubrica los márgenes del párpado). Un calacio pequeño suele desaparecer en seis un ocho semanas. Un bulto recidivante o de mayor tamaño a veces tiene que ser extirpado quirúrgicamente.

    • Blefaritis: Es una inflamación de los bordes del párpado, habitualmente provocada por bacterias estafilococias que infectan un folículo de las pestañas o una glándula de Meibomio. Va acompañada de lagrimeo, sensación de quemazón, enrojecimiento, hinchazón y picor del párpado. Suele tratarse con pomada ocular o gotas para los ojos con antibiótico.

    • Dacriocistitis: Es una infección frecuente del saco colector de lágrimas (lagrimal). El síntoma más evidente es el lagrimeo profuso y constante. A veces se acompaña de secreción purulenta y de hipersensibilidad e inflamación bajo el ojo, que puede afectar a los párpados y provocar una inflamación en la conjuntiva. A veces se recetan gotas o pomadas con antibióticos, pero si los síntomas persisten o si el cierre del conducto lagrimal es permanente, será necesaria la intervención quirúrgica para abrirlo.

    • Conjuntivitis: Es la inflamación ocular más frecuente. Consiste en una inflamación de la fina capa protectora de la parte anterior del globo ocular y del interior de los párpados. Los síntomas son lagrimeo excesivo y enrojecimiento; secreción de una sustancia clara que hace que los párpados se peguen sobre todo después de dormir, hinchazón, dolor y sensibilidad a la luz y sensación de arenilla. Consultar al médico tratamiento más adecuado.

  • TU VISIÓN - TIPOS DE LENTES PARA GAFAS

    TU VISIÓN - TIPOS DE LENTES PARA GAFAS

    14 de Noviembre de 2017 a las 12:20

    Con respecto a las gafas, las ventajas de las lentes orgánicas frente a las lentes minerales, están en su ligereza, dificultad de rotura y mayor absorción ultravioleta. Los inconvenientes estriban en que si no se limpian con los elementos adecuados se rayan más y si se someten a altas temperaturas pueden deformarse. Respecto a la conveniencia de uno u otro material dependerá de cada caso, pero en la mayoría de los casos son más aconsejables las lentes orgánicas. Tanto en unas como en otras existe la posibilidad de aplicar el tratamiento antirreflante, capaz de eliminar los reflejos de luz que dificultan la visión. 

    • Lentes divergentes: Negativas y cóncavas. Cuantas más dioptrías tenga la lente, mayor será su capacidad de divergir los rayos de luz que la atraviesan y, por tanto, mayor será la miopía capaz de compensar. Más gruesas por el borde que por el centro. El uso de gafas pequeñas disimulará mucho más el grosor de las lentes. 
    • Lentes convergentes: Positivas y convexas. El sistema óptico del ojo hipermétrope no tiene la fuerza suficiente como para hacer converger la luz lo necesario, la lente se adelantará a recoger la luz, reenviándola con un grado de convergencia adecuado a la retina. A mayor capacidad de convencer los rayos de luz, mayor será la hipermetropía capaz de compensar.

    • Lentes astigmáticas: Suelen ser cilíndricas o tóricas. Están destinadas a compensar el alargamiento e los puntos de luz producido en el astigmatismo ocular.

    • Prismas: Un prisma es un cuerpo transparente limitado por o planos cortados en una recta; la parte más gruesa recibe el nombre de base del prisma y la parte más fina es la arista. Es utilizado en óptica y optometría para tratar problemas de visión binocular.

  • TU VISIÓN - GAFAS DE SOL

    TU VISIÓN - GAFAS DE SOL

    14 de Noviembre de 2017 a las 12:20

    Su objetivo básico es proteger al ojo sin renunciar a una buena calidad visual. Para ello las lentes de sol deben reunir unas características determinadas. Unas buenas gafas de sol con un buen filtro protector, no solamente deberá absorber la luz azul y la ultravioleta, sino que su límite de absorción de las radiaciones visibles no debe rebasar el necesario para el mantenimiento de una buena visibilidad. El diseño y la fabricación debe estar regido por estrictos controles de calidad. Es fundamental, por tanto, la adquisición de gafas de sol en centros de óptica legalmente establecidos.

  • TU VISIÓN - LENTES DE CONTACTO

    TU VISIÓN - LENTES DE CONTACTO

    14 de Noviembre de 2017 a las 12:24
    • La lente de contacto se coloca sobre la capa lagrimal que recubre la córnea y la esclera para la compensación de errores refractivos del ojo. Existen diferentes tipos rígidas, blandas, permeables al gas, desechables o cosméticas. Es muy importante resaltar que la adaptación de unas lentes de contacto no se debe realizar jamás sin un estudio previo del caso por parte del óptico – optometrista, y depende de diversos factores: un profundo estudio de las características oculares, una cuidada selección de los materiales, una estrecha colaboración entre el posible usuario y el profesional y un eficaz seguimiento posterior. El deterioro de las lentes de contacto se debe, con frecuencia, a desidia en la limpieza diaria de las lentes y es, en muchos casos, una de las causas más importantes de la aparición de problemas oculares. Pueden contribuir al deterioro los depósitos de productos lagrimales (proteínas, lípidos y sales de calcio), los de grasas y cosméticos, los originados por la contaminación ambiental y por los acumulados en el propio estuche donde se guardan, que puede contener hongos o bacterias por no limpiarlo o hacerlo de forma incorrecta. El manejo y cuidado de las lentes es sumamente importante si se quiere evitar no solo su deterioro prematuro, sin también toda una serie de problemas oculares. Todas las lentes de contacto deberán reponerse cuando sus características físicas y geométricas no estén en buen estado. A continuación y a título orientativo se indican los tiempos ideales e renovación:

    • Lentes blandas convencionales: Reemplazo anual.

    • Lentes permeables al gas: Reemplazo cada dos años.

    • Lentes rígidas: Reemplazo cada dos años (en desuso)

    • Lentes desechables diarias: Reemplazo diario.

    • Lentes desechables mensuales: Reemplazo mensual.


  • TU VISIÓN - GAFAS PREMONTADAS

    TU VISIÓN - GAFAS PREMONTADAS

    14 de Noviembre de 2017 a las 12:21

    Se ofrecen directamente con las lentes graduadas ya montadas (integradas a la montura). No tienen en cuenta la diferencia de graduación entre un ojo y otro, los astigmatismos o los problemas de convergencia de los ojos. Además de estas consideraciones, el problema que se plantea es que el usuario deja de realizarse un examen visual necesario y obligado por parte de un especialista sin tener en consideración que una visión eficaz sólo se puede conseguir con unas gafas bien adaptadas, equipadas de lentes de calidad con su centraje adecuado y dotadas de la graduación necesaria para cada ojo, según las características el problema visual del sujeto y de acuerdo con sus necesidades visuales.

  • EL SENTIDO DEL OÍDO - ANATOMÍA DEL OÍDO

    EL SENTIDO DEL OÍDO - ANATOMÍA DEL OÍDO

    9 de Noviembre de 2017 a las 13:11

    Es uno de los sentidos más importantes. Nos ofrece detectar el sonido e interpretar el lenguaje. Su órgano receptor se encuentra ubicado en el hueso temporal a ambos lados del cráneo, desde donde se transmiten las señales acústicas por medio de los estímulos eléctricos a los lóbulos temporales del cerebro, lugar que integra la percepción de la audición. La anatomía del oído consta de tres partes diferenciadas:

    • Oído externo: Esta compuesto por el pabellón auricular y el conducto auditivo externo. Ambos van a contener dentro de su estructura cartílago; a excepción de una sola parte del pabellón, el lóbulo; formado éste por piel y tejido adiposo. La vascularización del oído externo está formada por la arteria auricular anterior, y la arteria auricular posterior. La inervación del oído externo la forman ramas del V par craneal (nervio trigémino), ramas del X par craneal (nervio vago) y ramas del VII par craneal (nervio facial).

    • Oído medio: Compuesto por membrana timpánica o tímpano y caja timpánica.

      • Membrana timpánica: Insertada en el canal y alojada al final del conducto auditivo externo. Formada en su mayor parte por células de tipo epidérmico, fibroso y mucoso.

      • Caja timpánica: Dividida en tres niveles, el epitímpano o nivel alto, el mesotímpano o nivel medio y el hipotímpano o nivel bajo.

        • Huesecillos o cadena osicular de la caja timpánica: Martillo, yunque y estribo.

        • Músculos de la caja timpánica: músculo del martillo inervado por el V par craneal (nervio trigémino) y músculo del estribo inervado por el VII par craneal (nervio facial)

        • Trompa de Eustaquio: Es un conducto que se extiende desde la pared anterior de la caja timpánica hasta la nasofaringe. Sus principales funciones son mantener igualadas las presiones entre el conducto auditivo externo y la caja timpánica y dar salida a la mucosidad que se segrega con la propia mucosa de la caja.

    • Oído interno: Se encuentra detrás de la pared interna de la caja timpánica. Presenta cavidades óseas denominadas laberinto óseo, lo que corresponderá al caracol y conductos semicirculares. Estas cavidades contendrán por dentro una porción membranosa más blanda llamada laberinto membranoso. En el interior del mismo está la endolinfa y entre el laberinto óseo y el laberinto membranoso se encuentra la perilinfa; ambos son líquidos del oído. La inervación del oído interno la forma la terminación del VII par craneal (nervio facial), tiene su origen en las partes laterales del bulbo raquídeo, penetra en el conducto auditivo interno y se divide en dos ramas; el nervio coclear en su parte anterior (encargado de la audición) y el nervio vestibular en su parte posterior (encargado del equilibrio).

  •  EL SENTIDO DEL OÍDO - HIPOACUSIA

    EL SENTIDO DEL OÍDO - HIPOACUSIA

    14 de Noviembre de 2017 a las 12:30

    La HIPOACUSIA es  la disminución de la capacidad auditiva del individuo que la padece.

    Grados:

    • Cofosis: No se percibe ningún sonido a ninguna frecuencia, a la máxima intensidad.

    • Hipoacusia parcial: Según el umbral de audición puede ser leve, moderada, severa o profunda.

    Tipos:

    • Hipoacusia transmisiva o de conducción: Debida a una disminución en la transmisión del sonido por vía aérea por una patología de oído externo o medio.

    • Hipoacusia neurosensorial o de percepción: Debida a una alteración en la percepción del mensaje sonoro por una patología en el oído interno; pueden ser de origen coclear o retrococlear.

    • Hipoacusia mixta: Debida a alteraciones simultáneas en la transmisión y percepción del sonido en el mismo oído.


    Causas:

    • Afecciones de oído externo:

      • Malformaciones de pabellón auricular y conducto auditivo externo.

      • Oclusión o taponamiento del conducto auditivo externo.

      • Tumores de pabellón auricular y conducto auditivo externo.

      • Enfermedades inflamatorias de pabellón auricular y conducto auditivo externo.

    • Afecciones de oído medio

      • Alteraciones de la ventilación y drenaje del oído medio.

      • Enfermedades inflamatorias del oído medio

        • Otitis media aguda: Debida a infecciones bacterianas y/o virales. Evolución favorable con tratamiento en dos semanas.

        • Otitis media crónica: Aparece tras recidivantes otitis medias agudas con evolución desfavorable. Puede producir daños en tímpano y cadena osicular y dejar como secuela una hipoacusia de transmisión.

        • Colesteatoma: Presencia de epitelio escamoso queratinizado dentro de las cavidades del oído medio. Comportamiento agresivo.

      • Enfermedades no inflamatorias de oído medio

        • Otoesclerosis: Crecimiento exuberante y calcificación anormal del hueso laberíntico, que comienza alrededor de la ventana oval y engloba la platina del estribo y regiones próximas. Se manifiesta con hipoacusia de transmisión y puede evolucionar a hipoacusia mixta.

        • Traumatismos de oído medio e interno

        • Malformaciones de oído medio e interno

    • Afecciones de oído interno y vía auditiva

      • Presbiacusia: Es la pérdida progresiva de audición debida al envejecimiento fisiológico del oído interno (muy frecuente en ancianos)

      • Ototoxicidad: Lesiones producidas en el oído interno (donde se lesiona la cóclea y a veces el vestíbulo), por determinadas sustancias.

      • Traumatismo acústico o sonoro: El agente causante de la pérdida de audición es el sonido intenso, que puede actuar de forma aguda o crónica. El grado de lesión de las células sensoriales y su localización en la cóclea dependen directamente del nivel de presión sonora, de la energía acústica incidente, de su máximo de frecuencia y del tiempo de exposición.

      • Enfermedad de Meniere: Incremento momentáneo de la presión endolinfática, que provoca pequeñas roturas en el laberinto membranoso. Cursa con episodios de vértigo, hipoacusia y acúfenos.

      • Hipoacusia Súbita: Pérdida brusca de audición sin otros síntomas. Es de origen incierto y se atribuye a un trastorno de la microcirculación del oído interno.

      • Hipoacusia neurosensorial en la infancia: Cuando este tipo de hipoacusia se presenta desde la infancia suele deberse a patologías que afectan al sistema auditivo antes de nacer (congénita), durante el parto y días siguientes (neonatal, perinatal) o después de éste (postnatal)

      • Neuritis y neurinoma del nervio acústico: Es una tumoración benigna del VIII par craneal. Cursa con hipoacusia de percepción retrococlear profunda, intenso dolor neurálgico, vértigo, nistagmo, fiebre y parálisis facial.

    • Tratamiento de los trastornos de la audición

      • Médico – farmacológico: Útil en enfermedades inflamatorias infecciosas del oído y en las generales que cursen con patología auditiva asociada. En muchos casos, sobre todo si la hipoacusia es de transmisión, ésta suele desaparecer o mejorar bastante tras el tratamiento. Importante el tratamiento preventivo.

      • Quirúrgico: Antes de realizar cualquier intervención quirúrgica se debe valorar el estado general del paciente y si los resultados esperados van a ser mejores que con otros tratamientos. Son frecuentes la timpanoplastia, estapedectomía, mastoidectomía, laberintectomía.

      • Audioprotésico

        • Audífono: Prótesis auditiva, que tras un exhaustivo estudio de la pérdida auditiva del individuo, es capaz de minimizar el problema que representa dicha pérdida de audición. La amplificación que proporciona el audífono no es de carácter general, sino que se adapta a la pérdida auditiva y tiene como principal finalidad mejorar la comunicación del paciente y en casos determinados; reducir la percepción de acúfenos y tratar la hiperacusia

        • Implante coclear: Consiste en la inserción de unos electrodos en el interior de la cóclea mediante una intervención quirúrgica. Los candidatos para usar implantes cocleares deben reunir unos requisitos muy precisos, destacando entre ellos: hipoacusia profunda de percepción de origen coclear, preferentemente poslocutiva, con buenas condiciones psíquicas y sin contraindicaciones para ser intervenido quirúrgicamente.




  • EL SENTIDO DEL OÍDO - ACÚFENO

    EL SENTIDO DEL OÍDO - ACÚFENO

    14 de Noviembre de 2017 a las 12:31


    El ACÚFENO es una sensación auditiva espontánea que se presenta en ausencia de una señal acústica demostrable que la provoque. Los pacientes que lo padecen lo describen como “zumbidos” o “pitidos”. El proceso que desarrolla el acúfeno desde su génesis hasta su percepción atraviesa diferentes fases. Una alteración en cualquiera de estas fases puede desarrollar el acúfeno y la mayoría, el 90 % de los casos se han desarrollado con disfunciones cocleares. Los pacientes con un gran componente de ansiedad o estrés son más susceptibles a desarrollar acúfeno o empeorar uno previo. 

    • Prevención del acúfeno: Prevención de la hipoacusia con tratamiento precoz de la enfermedad inflamatoria e infecciosa, especial cuidado de ORL en la extracción de tapones de cerumen al utilizar agua a presión.

    • Tratamiento etiológico:

      • Procesos de oído externo: El tapón de cerumen es una de las causas más frecuentes de aparición de acúfenos. En la mayoría de los casos la extracción del mismo resuelve la sensación de presión aural, la hipoacusia y el acúfeno.

      • Proceso de oído medio: La otoesclerosis y los procesos inflamatorio – infecciosos del oído medio, pueden desarrollar un acúfeno. En algunos casos después del tratamiento el acúfeno permanece, si tiene un componente asociado al sistema nervioso central.

      • Procesos del oído interno: La ototoxidad y la enfermedad de Meniere pueden desencadenar acúfenos.

      • Enfermedad del sistema nervioso central: El tratamiento de la enfermedad central responsable del acúfeno es en ocasiones efectivo en cuanto a la reducción de la molestia, pero suele tener peor pronóstico dada la multitud de elementos alterados.

      • Procesos de la articulación temporomandibular: Desempeña un papel muy importante en la generación de algunos acúfenos. Además de los chasquidos o las alteraciones musculares de grupos cercanos, se ha descrito una asociación entre las fibras somatosensoriales de la zona cervical y la articulación temporomandibular con los núcleos cocleares.

    • Tratamiento sintomático:

      • Farmacológico: Estimulantes del sistema nervioso central, anestésicos, antidepresivos, anticonvulsionantes; son algunos de los fármacos utilizados según la etiología del acúfeno.

      • Quirúrgico: Cirugía de oído medio o intervenciones asociadas a afecciones de oído interno y vía auditiva.

      • Terapia de reentrenamiento para tinnitus (TRT): Su objetivo es alcanzar un estado en el cual el paciente no sea consciente de la presencia de su acúfeno, excepto cuando focaliza su atención en éste.

      • Adaptación de audífono: Esta indicación está determinada por un objetivo fundamental y prioritario, la amplificación de sonido externo para conseguir la habituación al acúfeno. El uso continuado de los audífonos hacen que el acúfeno deje de ser percibido o reduzca su intensidad.

      • Abordajes psicológicos

      • Otros tratamientos como implantes cocleares o electroestimulación.

  • EL SENTIDO DEL OÍDO - HIPERACUSIA, RECLUTAMIENTO Y VÉRTIGO

    EL SENTIDO DEL OÍDO - HIPERACUSIA, RECLUTAMIENTO Y VÉRTIGO

    14 de Noviembre de 2017 a las 12:32
    • HIPERACUSIA: Es la extrema sensibilidad que muestran algunos pacientes ante la percepción de ruidos o sonidos ambientales habituales que no les permiten a menudo desenvolverse de forma adecuada en las diferentes situaciones que les rodean, provocándoles estados de nerviosismo, estrés y ansiedad. Hasta que no se intensifica el trastorno, limitando la calidad de vida del individuo con la aparición de síntomas como el acúfeno, el paciente no suele ser consciente del problema auditivo. La adaptación protésica suele contemplar técnicas con audífonos y terapia sonora natural.

    • RECLUTAMIENTO: Fenómeno e hipersensibilidad sonora que altera la capacidad auditiva del individuo. Son oídos que ofrecen una mejor discriminación a los pequeños cambios de intensidad. La indicación de audífonos adecuados permite una mejor regulación de todos sus parámetros.

    • VÉRTIGO: Sensación alucinatoria de giro del sujeto respecto del ambiente (subjetivo) o de éste alrededor del sujeto (objetivo). Este último es más frecuente. El sentido del giro es conciente con la dirección de la fase rápida del nistagmo (movimiento conjugado de los ojos en dos fases, involuntario y rítmico)

  • TU OÍDO - EL PELIGRO DE LOS AMPLIFICADORES DE SONIDO

    TU OÍDO - EL PELIGRO DE LOS AMPLIFICADORES DE SONIDO

    14 de Noviembre de 2017 a las 12:58

    Parecen audífonos pero SON MUY PELIGROSOS.
    Se comercializan en Internet, se anuncian en periódicos e incluso hay algunas farmacias y supermercados que peligrosamente los suministran. Son productos electrónicos, no sanitarios denominados AMPLIFICADORES DE SONIDO.
    Su catalogación como audífonos está prohibidísima puesto que amplifican sin medida todos los sonidos.
    Se describen como última tecnología cuando pueden llegar a ocasionar graves problemas auditivos.
    No caigas en la trampa de comprarlos motivado por su bajo coste (entre 10 y 200 €)
    TODA ADAPTACIÓN AUDIOPROTÉSICA DEBE SER RECOMENDADA Y POSTERIORMENTE ADAPTADA Y AJUSTADA POR UN PROFESIONAL DE LA AUDICIÓN que previamente habrá realizado las pruebas pertinentes para valorar tu necesidad auditiva.