La importancia de este gran sentido. Sin el oído somos personas aisladas, sin oír aumenta la tendencia a desconfiar, sin el sentido del oído dejamos de estimular el 50% de nuestro cerebro.